El tercer y último paso, una vez firmada la escritura, requiere que el representante legal de la Iglesia acuda a la oficina de la Agencia Tributaria correspondiente y presente la autoliquidación del impuesto, señalando en la misma que la Iglesia está exenta. Es muy importante aportar nuevamente:

  • El certificado de FEREDE, acreditando que la Iglesia es miembro de esta Federación y destinataria por tanto de los Acuerdos de Cooperación.
  • El certificado de la Agencia Tributaria, que acreditará que es una entidad destinataria de la Ley 49/2002 y que la Iglesia está incluida en el apartado 1 de la D.A. novena de la Ley 49/2002.
  • El certificado de la iglesia que acredite el destino del inmueble, pues los Acuerdos exigen claramente que el bien esté destinado al culto o al ejercicio de la caridad.

Información relacionada: