Por lo que respecta a la obligación de depositar cuentas anuales en algún registro, la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, Reguladora del Derecho de Asociación, establece que las asociaciones declaradas de Utilidad Pública deberán presentar sus cuentas anuales en el plazo de seis meses siguientes al cierre del ejercicio en el Registro de Asociaciones.

Sin embargo, para el resto de las asociaciones y para las entidades religiosas, ninguna norma establece, no sólo la obligación, sino ni tan siquiera la posibilidad de depositar las cuentas anuales. En todo caso, se tendrían que depositar las cuentas en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, que es el organismo donde se inscriben las iglesias, pero este Registro no cumple, en principio, esta función.

Dada estas circunstancias, los libros contables de las iglesias y entidades religiosas sin actividad económica deberán quedar a su propio cuidado.

Información relacionada: